• El nuevo local, situado en el Mercat del Ninot, organiza una fiesta de inauguración oficial con personalidades del sector de la gastronomía y de la moda

• Guillem Mitats gestiona Tierra que, junto con el emblemático restaurante Agua, amplía un proyecto que seguirá creciendo en los próximos meses con la incorporación de un tercer local en el Palau de Mar

Barcelona, jueves 13 de febrero de 2020. El restaurante Tierra se ha presentado públicamente en una fiesta de inauguración que ha contado con más de 400 personalidades del sector de la gastronomía y de la moda. El local, situado dentro del Mercado del Ninot, se inspira en el mercado para ofrecer un producto de proximidad y fresco en un espacio singular con ambientes diferenciados.
En una fiesta inauguración, Tierra ha presentado formalmente su local, con más de 400 metros cuadrados, con varios ambientes: un espacio chill-out en la entrada, una barra para picar y un comedor que por la noche se convierte en una sala de copas con música en directo. Y lo ha hecho con ganas de sorprender, ya que ha contado con actuaciones de música en directo, con Mr Dripping –famoso por pintar sin tocar el lienzo con el pincel- pintando tres cuadros o artistas pintadas de “tierra” con la técnica del body painting.

Durante el evento, su director de operaciones, Guillem Mitats, ha expuesto los valores y concepto por los que apuesta Tierra: “Somos cercanía, servicio a medida y, sobre todo, calidad a un precio asequible”. Además, ha destacado el valor de la ubicación del local y la importancia de ofrecer lo que la gente busca en cada momento del día: “Tierra es lo más parecido a un mercado: producto fresco, cercanía y buenos momentos”. “No queremos ser un restaurante diferente sino el restaurante al que se puede ir a cualquier hora a pasar un buen rato”. Algo que demuestra con su variedad de cartas: cuenta con una carta para ‘picar’ en la barra ininterrumpidamente, un menú de mediodía muy asequible en calidad/ precio, tapas para la tarde-noche y cócteles de autor, para pasar un buen rato tras la cena. Todo, acompañado de música en directo o DJ’s de referencia en nuestro país. El local, con una capacidad para 149 comensales, mantiene una dualidad conceptual: de día, un restaurante para tomar algo rápido o un menú completo y de noche las variantes de iluminación y el techo movible lo convierten en un local singular.
Guillem Mitats, después de tomar la gestión del Restaurante Agua y Tierra, ha dejado entrever que tiene otro proyecto que abrirá sus puertas en Palau de Mar, Barcelona con un único objetivo, “darle a la gente lo que busca con un trato cercano y personalizado: comer bien, estar a gusto y pasar buenos momentos”.